Add Your Blog | | Signup
Antojos · 22h ago

Por sotavento

Hubo un pirata que vivía feliz entre el viento, la arena y la luna. La envidia que despertaba no tenía tregua y las habladurías encallaban en el arrecife que pacientemente construyó al reded...
Antojos · 1d ago

Entre planos

La superposición de planos se entretiene poniendo tejados en el horizonte. Sólo las verticales de torres y chimeneas crisman de movimiento la fuga   del vistazo. Existe una velocidad en la m...
Antojos · 2d ago

El Señor Garret

Que manía tiene tan extraña. Cuando pasa una palabra de su agrado, en cualquier momento interrumpe sus tareas, hasta las más importantes, para apañarla, y no es que fuera filólogo o literato...
Antojos · 3d ago

Rebato

Hay una nota de color en tanto gris; al menos es un consuelo antes de se quiebre la vara.
Antojos · 5d ago

Inclinación tolerable

Sin lugar a dudas es una deformación profesional. Cuando mira una mujer de inmediato toma pluma y papel y la dibuja. Para consuelo de sus familiares no es sastre, ni forense o predicador.
Antojos · 6d ago

Estancia

A las tres y media de la tarde en el minuto diario, están en escena el señor del sombreo y el sol. El crujir de la estancia en ese juego animado del instante. Una claridad se obstina en el m...
Antojos · 1w ago

Café helado

El día que sirvió el café frío, tuvo la sensación de traicionar el oficio. Sólo olvidó la taza sobre el mostrador. Llevarlo a la mesa del fondo le aterraba. Vestido con una camiseta del Che ...
Antojos · 1W ago

Lavatorios

Las mudanzas se abren paso desde la soleada intimidad en la baranda, hasta la pudibunda rotación de un máquina solitaria. Lo único que se pide es no esconder las manos, al fin de cuentas el ...
Antojos · 1W ago

Cantaleta

A fuerza de nadar por mares amalgamados de cuento, se apropió del canto de la sirena, que olvidada, yacía en su amargo pensamiento entre las rocas, y en esa helada forma de su cuerpo, nunca ...
Antojos · 1W ago

Bochorno

Todo apuntaba al goce extraño de encontrar la dirección. Caminamos cubiertos con el celaje de los recuerdos. La tienda de Doña Rosita, ya no estaba, ni el el taller eléctrico del Maestro Art...